Elaborar un CV
Redacta tu formación

La sección de formación en un CV

En un CV, la sección de formación es imprescindible para que un posible empleador conozca tu trayectoria académica y comprenda cómo has encarado y encararás tus empleos.

De hecho, un candidato que se postula para ser consultor de recursos humanos en una empresa después de haber estudiado Humanidades no tendrá el mismo «background» que un candidato con un grado en RR. HH., por ejemplo. Sin embargo, los dos perfiles pueden resultar interesantes para los seleccionadores de personal. Estos son nuestros consejos para escribir la sección de «formación» del currículum.

¿Dónde colocar la sección «Formación» en el CV?

Puedes elegir entre dos opciones para situar la sección «Formación» en el CV:

  • antes de la sección «Experiencia profesional».
  • después de la sección «Experiencia profesional».

De hecho, sentirás dónde va mejor en tu caso según tu afinidad con el puesto.

Si cuentas con mucha formación académica y pedagógica, querrás destacar esta sección. Eso es bueno, ya que el primer tercio del CV ha de hacer que destaques y demostrar que tus competencias individuales te convierten en el candidato ideal.

Además, si cuentas con experiencias interesantes en el apartado «Formación», escríbelas en primer lugar al redactar el CV, es decir, en la parte superior y justo debajo de la breve presentación.

Si, por el contrario, te sientes más cómodo en apartado laboral que en el académico, prioriza tu experiencia laboral y coloca la sección «Formación» debajo.

La importancia de «completar» la sección «Formación» depende completamente del tipo de puesto al que optas: si estás solicitando una beca, obviamente, esta sección será crucial. Sin embargo, si estás tratando de llamar la atención de un seleccionador para un puesto de «experto», esta sección no tendrá tanta importancia.

Eleves en formations

La sección de formación en un CV: la presentación

Algunos consejos para escribir la sección «Formación» del CV:

  • empieza por el nivel más alto: ya sea una tesis, un máster o un grado, comienza la jerarquía por el superior a los demás;

  • no incluyas los cursos básicos que todo el mundo tiene, como cursos escolares obligatorios;

  • para estudiantes de secundaria: demuestra tu entusiasmo y seriedad, ya que eso es todo lo que necesita un estudiante de secundaria. En caso de solicitar una plaza en la universidad, resalta tus habilidades particulares, tus logros y tu proyecto de estudio;

  • para estudiantes: vincula la sección «Formación» con el objetivo de tu carrera. Puesto que todavía eres estudiante, la sección «Formación» es lo único que les interesa a los empleadores;

  • si has retomado los estudios, has completado un VAE (validación de la experiencia adquirida) o has optado por formación adicional, no dudes en filtrar la formación que incluyes para resaltar con claridad tu proyecto profesional;

  • si has realizado estudios pero no los has completado, simplemente indica los años de formación que dedicaste o los créditos ECTS que completaste a pesar de no haber concluido los estudios;

  • es preferible confesar el «fracaso» de no haber completado un proyecto académico, por ejemplo, antes que ocultarlo. De lo contrario, será un «hueco» en tu CV, lo que resulta mucho menos interesante para un seleccionador que un mero error en el camino;

  • por último, cuida la presentación: tu CV es una muestra de ti y de tus habilidades. ¡Hazlo lo más atractivo posible!