Tipos de CV
CV funcional

¿Cómo escribir un CV funcional?

A diferencia del CV cronológico, el CV funcional no enumera las experiencias profesionales una por una desde la más reciente a la más antigua o al revés.

El CV funcional presenta las habilidades y aptitudes del candidato a través de un enfoque temático en vez de cronológico.

¿Qué es exactamente un CV funcional? ¿Cómo escribir un CV funcional?

Currículum funcional: los principios principales

El CV es la forma de presentarte a un empleador, exponer tus habilidades y destrezas y tratar de diferenciarte de otros candidatos. Por lo tanto, es importante trabajar bien en el CV y hacer de él una herramienta útil para que te elijan.

El CV funcional tiene una gran ventaja: dado que no proporciona una cronología de tu trayectoria profesional, puedes ocultar fácilmente un período corto o prolongado de inactividad. De esta manera, el CV funcional es un gran aliado para aquellos candidatos que tengan un «hueco» en su carrera.

La redacción de un CV funcional consiste en describir tus habilidades y aptitudes sin resumir tu experiencia profesional. Se trata de demostrar, a nivel temático, que estás en condiciones de ocupar el puesto para el que te estás postulando.

¿Qué método usar para escribir un CV funcional?

El CV funcional deberá incluir las mismas secciones que un CV cronológico:

  • La sección «Objetivo» consiste en presentarte brevemente y explicar que has comprendido todos los pormenores del puesto. No dudes en consultar nuestra página dedicada a esta sección « Objetivo ».

  • La sección «Formación»: esta sección presenta tu formación académica. Debes incluir los diplomas que hayas obtenido y los exámenes u oposiciones a los que te hayas presentado especificando las fechas, las instituciones y las notas. Es necesario profundizar en esta sección si todavía tienes poca experiencia profesional (menos de 10 años). No dudes en consultar nuestra página dedicada a esta sección « Formación » .

  • La sección «Experiencia profesional»: consiste en enumerar cronológica o temáticamente los diferentes puestos que has ocupado, en qué empresas, con qué objetivos y con qué resultados. Puedes optar por un estilo de CV gráfico que te permita concentrarte en tus experiencias e incluso en algunas en particular. Al no tener restricciones, como ocurre en un CV cronológico, puedes seleccionar tus experiencias laborales y centrarte solo en aquellas que respondan a una característica del puesto para el que te estás postulando. No olvides poner referencias o colocarlas abajo del todo en el CV. No dudes en consultar nuestra página dedicada a esta sección « Experiencia profesional ».

  • La sección «Habilidades»: muy importante en un CV profesional, la sección «Habilidades» incluye palabras clave sobre tus aptitudes profesionales y personales, es decir, tus destrezas (cálculos específicos, dominio de una herramienta de software, etc.) y tus habilidades sociales (resolución de conflictos, habilidades de gestión, etc.). No dudes en consultar nuestra página dedicada a esta sección « Habilidades ».

image description
image description
image description