Tipos de CV
CV cronológico

¿Cómo escribir un CV cronológico?

El CV cronológico es el CV clásico, que toma las experiencias profesionales una por una y las organiza por fechas.

Esta clasificación puede presentar las experiencias desde la más reciente o desde la más antigua, según la elección de cada uno.

Es un gran activo para algunos perfiles, pero a otros les puede perjudicar.

¿Tendrías que optar por un CV cronológico? ¿Cómo escribirlo y cómo organizarlo? Nuestros consejos sobre el CV cronológico.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del CV cronológico?

El CV cronológico es un modelo de CV entre otros muchos, como el CV combinado, y los CV funcionales. Además, la elección del CV debe depender de tu carrera y las bazas que desees presentar.

¿Cuáles son las ventajas del CV cronológico?

El CV cronológico sirve para los perfiles que han evolucionado dentro del mismo tipo de posición, en el sentido de que muestran una progresión en el tiempo: mayor responsabilidad, evolución en el puesto y rendimiento alcanzado a medida que pasan los años. Por lo tanto, si siempre has evolucionado dentro del mismo sector y has ido ascendiendo y mejorando resultados año tras año, este tipo de CV es para ti.

Si no has evolucionado dentro del mismo tipo de posición pero has acumulado experiencias relacionadas entre sí que muestran una verdadera disposición a evolucionar con el tiempo, este CV también te servirá a ti.

El propósito de un CV cronológico es demostrar que hay un hilo común en la evolución de tu carrera y que siempre estás progresando. Es más fácil de estudiar por parte de los empleadores, ya que revela la presencia de un hilo conductor que vertebra tu carrera.

Meeting

¿Cuáles son las desventajas del CV cronológico?

No obstante, este tipo de CV presenta algunas desventajas para ciertos perfiles.

Si tu carrera tiene «huecos» y has pasado uno o más años sin actividad, entonces este tipo de CV no te ayudará, ya que el empleador se preguntará qué has hecho durante este tiempo y le dará importancia a este «defecto». Si este es tu caso, opta por un CV funcional.

Si tienes una carrera «desarticulada», has encadenado varias experiencias profesionales sin vínculo aparente, y debido a esto, no necesariamente has ganado a lo largo de los años en términos de responsabilidades u objetivos, entonces el CV cronológico también puede perjudicarte, ya que mostrará ambivalencia en tu perfil e inestabilidad profesional.

En este caso, opta también por el CV funcional o por el CV combinado.

¿Cómo escribir un CV cronológico?

  • la sección «Objetivo»: te presenta brevemente y define los pormenores del puesto para el que estás postulando. Debe demostrar que sabes de qué se trata y que este proyecto se ajusta a tu campo de competencias y a tu carrera profesional. No dudes en consultar nuestra página dedicada a esta sección « Objetivo ».

  • la sección «Formación»: incluye una a una tus experiencias académicas y pedagógicas. Debe ser exhaustiva para reflejar tus conocimientos teóricos y tu capacidad de análisis y síntesis. En el caso de que hayas seguido una formación profesional, esta sección debe demostrar que tienes las bases necesarias para el desempeño del trabajo y también debe demostrar que tienes un cierto valor añadido en el mercado laboral gracias a tus calificaciones. No dudes en consultar nuestra página dedicada a esta sección « Formación ».

  • la sección «Habilidades»: debe incluir una por una cada una de las habilidades óptimas para el puesto. Debe incluir tanto las cualidades debidas a tus habilidades (empatía, resolución de conflictos, sonreír, etc.) como las cualidades debidas a tus conocimientos (gestión de herramientas, habilidades de escritura, etc.). No dudes en consultar nuestra página dedicada a esta sección « Habilidades ».

  • la sección «Experiencia profesional»: debe enumerar cada una de tus experiencias profesionales en orden cronológico (de lo más antiguo a lo más reciente) o a la inversa (de lo más reciente a lo más antiguo). Debes completar los nombres de los puestos que has ocupado, los objetivos principales de cada uno de ellos, las fechas y las empresas para las que trabajaste. También puedes añadir tus referencias en esta sección o crear una pequeña nota discreta en una esquina del CV (abajo a la izquierda o a la derecha) para incluir a las personas que el empleador podría contactar. No dudes en consultar nuestra página dedicada a esta sección « Experiencia profesional ».